domingo, 29 de mayo de 2011

Adiós a mi bolso...

Las que me habéis visto o leído en Facebook en los últimos días ya lo sabéis, pero tengo que escribirlo de todas maneras porque siento que me ayuda a desahogarme.

Este bolso lo hice el año pasado en un par de tardes, y con telas que acababa de comprar. Todo un record para mi, que me dedico a acumular proyectos y  materiales o a comenzar cosas que luego no termino.
Pues ya no lo tengo. El miércoles me lo robaron, con el móvil, tarjetas y documentos. No me molesta tener que solicitar duplicados de los documentos, ni tener que volver a escribir los números de móvil en uno nuevo, ni tener que solicitar las tarjetas otra vez, todo se puede reemplazar pero el bolso era algo mas que unas telas, una cremallera y unas horas de trabajo. Además de que me gustaba mucho y era muy cómodo, representaba el hecho de que puedo hacer cosas rápido y terminarlas si me lo propongo.

Me molesta también que me hayan robado la funda de móvil, que la había recibido en un encuentro en el que hicimos el amigo invisible. Ya se que muchas pensareis que soy una idiota por encariñarme con las cosas, pero soy así, y no pienso cambiar aunque el sábado me haya dado por ponerme a llorar porque otro encuentro me hizo recordar estas cosas.


Espero que perdonéis esta entrada pero necesitaba escribirla para mi misma.

22 comentarios:

Gra dijo...

¡¡¡¡Qué pena, amiga!! De verdad lo siento. Bueno, ahora espera a que puedas ver este hecho como una oportunidad de hacer uno nuevo, y espero que lo compartas con nosotras.
Que empieces mejor la semana. Besos!

Mari Carmen, (Onox) dijo...

¡Cuánto lo siento!!! Un robo siempre es un gran susto, pero ánimo y a coser otro, y además en el mismo tiempo. Esto te ayudará mucho. Un abrazo fuerte Vero

El rincón de Paloma. dijo...

Animo Vero !!!!
Pues como todavia te quedan telas, venga manos a la obra y bolso nuevo, mira hacia delante, seguro que lo perfeccionas. Besos

Assumpta dijo...

Oooh!! Pues no, no... en absoluto pienso que seas tonta por encariñarte con las cosas ¡a mi me pasa lo mismo! Recuerdo cuando las compré, o cuando me las regalaron, quién lo hizo, o si lo hice yo misma... Cada cosita tiene su historia y ese recuerdo el que nos hace tomar cariño a algo que es más que un simple "objeto"...

Además, recuerdo haberte visto varias veces con el bolso... y la funda de tu móvil encima de la mesa, en clase de inglés...

No estés triste... Tu ya demostraste que sabes hacer un bolso así de bonito, así que, con las telas que tienes, te puedes hacer otro y mostrárnoslo aquí :-)

Y la persona que te regaló la funda de móvil, si lee este post, se dará cuenta de cómo valorabas su regalo y seguro que será la primera que te dirá que no te preocupes :-)

Un gran abrazo!!

Marta dijo...

Pues claro que nos lo tienes que contar... y no pedir perdón por ello.... yo soy la primera que me encariño con las cosas y recuerdo cada pequeña historia de cada una de ellas.... (me acuerdo todavía de un monedero escoces que me trajeron los reyes teniendo yo 12 o 13 años.... que tambíen me robaron... y tengo casi 40 tacos) seguro que te harás otro bolso igual de bonito que ese y por la funda de móvil... seguro que habrá más... lo importante es que tú estés bien y se haya quedado todo en un susto. Un besote

D@isy dijo...

Hola Vero!!
Lo que realmente importa en todo esto es que no te haya pasado nada, me imaginio el mas rato y susto, pero ánimo pronto nos vas a enseñar un nuevo bolso.

Cuidate mucho

Magda dijo...

Menudo susto me llevé!!!!! Después me alegré de saber el motivo, pero aunque parezca materialista yo te entiendo porque también le cojo mucho apego a las cosas y más aún a los regalos hechos con cariño.
Me gustaria que lo recuperaras todo, pero eso......
Un abrazo.

Zuly dijo...

:-( lo siento...ojalá pronto te puedas hacer otro bolso...qué cólera da que haya gente tan "fea"...

✿*♥¨♥*✄Zuly Castillo✄*♥¨♥*✿
http://pedacitosdetela.blogspot.com/

Ana Miranda dijo...

Claro que si Vero las angustias mejor sacarlas. Que triste que haya tanto amigo de lo ajenos. porque seguro que ellos solo querian lo monetario. Animo y ha pensar en otro modelo,

Mari dijo...

Lo siento mucho preciosa!!!!!
No te estes triste, si fuistes capaz de hacer un bolso, sersa capaz de repetirlo, probablemte te saldrá mejor y te volveras a encariñar con él.
Un beso enorme y lamento que te lo robaran.
Besos
Mari

María Cristina dijo...

Qué picardía!!!
Me parece lógico que te encariñes con las cosas que usas, porque cada una tiene su historia...
Piensa en la oportunidad de hacer un nuevo bolso y a lucirlo con orgullo!!!
Un abrazo!!

gaitera dijo...

siento muchisimo tu perdida pero mirala objetivamente, vos estas bien convulsionada pero nada mas, entonces nuevamente las telitas en la mesa y te confeccionas el mismo bolso en un tiempo record (menos que el anterior) y le escribis un mail a tu intercambio (que todas guardamos las direcciones de esos casos) y seguro que antes que te des vuelta ya tenes todo de nuevo
Cariños

iherba dijo...

Hola Vero, no sabía que te habían robado el bolso y todo lo que en él llevabas. Es cierto lo que se siente y no es por el valor material, sino por lo que representa para ti.Sólo me queda darte ánimos. Un beso

Maricel dijo...

ay Vero, cuánto lamento tu pérdida. a mi que me han robado dos veces la cartera se cuánto se siente la pérdida de los objetos con valor sentimental. Sólo puedo darte ánimos y seguro pronto te harás uno más lindo.
cariños
maricel

maritza dijo...

Vero, que te quiten las cosas que son tuyas y además si tienen un significado especial para uno, dá una rabia tremenda!!!! a mí también me parecía hermoso. Tienes más telitas de estas???? Un besote

alicia dijo...

hola reina,comprendo muy bien tu tristeza,todas nos enamoras de todo lo que vamos haciendo con nuestras manos,pero no te quedo otra que superar esa pena y ponerte a hacer otro igual,para volver a demostrarte a ti mismo que puedes hacer y acabar lo que te propongas!!
un abrazo

Verónica Ruscio dijo...

Hola, Verónica. Siempre te leo, pero como todavía sé poco de coser, todavía no he tenido oportunidad de compartir nada en tu espacio. Esta entrada, en cambio, me ha movilizado y aquí te estoy escribiendo.

Te entiendo muchísimo. Me ha pasado algo parecido hace unos dos o tres años. Yo escribo poesía y mi madre, que tiene una librería escolar, me hizo un anotador de hojas blancas, con una hermosa tapa con un paisaje otoñal precioso. Allí comencé a escribir mis poemas y a hacer anotaciones. Tengo copia de todo eso en mi computadora, pero el anotador tenía un valor afectivo.

Un día iba con una compañera de trabajo y nos asaltaron a punta de pistola. A mí me robaron el maletín. Se llevaron toda mi vida en ese maletín. Y muchos me dijeron que tal vez esos poemas hacían el bien en un ambiente agresivo y malvado, pero no he dejado de pensar que a mí ese anotador hecho a mano por mi madre me hacía mucho mejor a mí.

Sin embargo, nadie te puede robar lo que guardás en el corazón. Allí está tu bolso, tu logro en poco tiempo, y la funda para el celular. Nadie te quita eso, nadie te lo arrebata. Eso es lo bueno. No es palpable, pero está. Un excelente recuerdo y un potente empujón para seguir adelante.

¡Un beso enorme!

ElbosquedeSara dijo...

Vero, que lástima!!!
Pero no compartimos las cosas buenas?? Pues también las malas, sobretodo si sirven para desahogarse una!!!
Ahora ya sabes que puedes hacerlo si te lo propones, así que a por otro!!
Besitos.

camila dijo...

Hola Vero,tener sentimientos no es malo bueno,guapa,si puedo ayudarte en algo me lo dices,tus manos son las que valen y podras hacerte otro
lascosasdeeni gmail.com
no puedo acceder desde este blog
pero me queda este que puedo acceder alguna vez
besos,y animo,ENI,CAMILA

Angela - patch dijo...

Pero qué rabia!!! ¿Tu estás bien?

Robledo Ruiz dijo...

Que pena cuanto cafre hay suelto por el mundo, un beso

Mari Carmen dijo...

Hola Vero, te entiendo perfectamente, al darle importancia a estas cosas y no a lo verdaderamente material demuestras que hay un gran corazón en ti y eso siempre es bonito recordarlo.
Ahora ya tienes el reto de volver a hacerte otro y demostrarte que puedes volver a hacerlo.
Besitos.