miércoles, 27 de junio de 2012

Muñecos Build A Bear

Hace unos días recibí un comentario anónimo sin nombre ni correo en una de mis primeras entradas en el blog (del 22/09/08), en la que hablaba de los muñecos de Build-a-bear. El comentario era éste:
yo vivo en mexico y me hize una osita y quiero tener mas ropa para ella solo que no tengo ni la mas minima idea de como por favor me pasas la explicacion
como no tengo manera de contestarle, reedito la entrada (por cierto, era una de mis favoritas) y le digo que los patrones para la ropa de los muñecos los adapto de patrones de las marcas americanas Simplicity o McCalls que tengo de hace años. Cualquier patrón de ropa de muñecos de 18" puede valer, pero siempre hay que adaptarlos porque los peluches son más gordos y con patas más cortas que los brazos de las muñecas. Yo copio los patrones en papel y trabajo con ellos recortando y alargando hasta que veo que vale.


Esta era la entrada original:

Una de las primeras cosas que me gustaron al ir a vivir a Texas fueron las tiendas Build-a-bear donde los niños (y los no tan niños también) pueden crear sus propios muñecos de peluche. La primera vez que vi una de estas tiendas iba sola. No se si lo que me atrajo fueron los colores de la tienda que es como se ve en la foto, o los ruidos y las risas de la gente que había dentro.

La idea de la tienda es que uno elige el peluche que quiere hacer y lo hace a su gusto. Lo primero es elegir el peluche que uno quiere entre una selección de los típicos osos, gatos, perros y otros mas. Una empleada nos ayuda a colocar el relleno y pide al futuro dueño que abrace al peluche para asegurarse si la cantidad de relleno es suficiente. Se elige un corazón de tela que se introduce en el interior y otra empleada cierra el peluche por detrás. A continuación, le piden al dueño que lo abrace y haga un juramento de protección y cuidados hacia el peluche. Luego se puede peinar y vestir con uno de los cientos de modelos de ropa que hay allí (desde camisetas con el logo de la ciudad hasta trajes completos del equipo de fútbol, baloncesto o béisbol que uno quiera pasando por disfraces de todas las profesiones y personajes conocidos) Por ultimo, en un ordenador se introducen los datos del dueño y la identificacion del peluche y se elige un nombre. Al llegar a la caja entregan los peluches en una caja que simula una casita y un certificado de nacimiento.

Aquí se puede ver todo el proceso:


La verdad es que desde un principio nos pareció que tenia que ser bonito y emotivo para los niños. Decidimos que llevaríamos a Laura y Enric cuando tuvieran edad suficiente como para poder recordar la experiencia con los años.

Al llegar a Texas a vivir, ellos solo tenían 3 años pero cuando nos dijeron que nos teníamos que volver en el 2003 ya tenían 5 y creímos que era un buen momento para llevarlos. Aprovechamos que fuimos a Disneyland en California para traernos de recuerdo de allí un par de peluches hechos por ellos. Laura escogió una gata naranja a la que llamo Ms Deani que era el nombre de su maestra de preescolar y Enric escogió un perro blanco y negro al que llamo Robi que es el apodo de su tío. A partir de allí, los peluches pasaron a formar parte de la familia y, como tienen certificado de nacimiento, celebramos su cumpleaños. Para los primeros no hubo problemas ya que me había traído algunas cosas de Texas con la mudanza, así recibieron camisetas, pantalones y pijamas. El problema vino luego ya que no hay ninguna tienda de estas en España. Así que se me ocurrió hacerles la ropa yo misma.

En 2006 cumplieron 3 años y, ya que les tocaba comenzar el preescolar, les hice las batas. Incluso les borde la inicial del nombre en un costado.
Al año siguiente, les hice disfraces. Como a Laura le gusta ballet, le hice a Ms Deani un vestido de bailarina con unas zapatillas de bailarina de bebe que conseguí en una tienda. A Enric le había hecho un disfraz de pirata para carnaval, así que con las mismas telas le hice un traje a juego a Robi.


Para este año, ya no sabia que hacerles de ropa así que hablando con los niños acordamos que tenia que ser algo diferente. Les propuse hacer una mini manta o un cojín con sus nombres. Dando vueltas al tema, al final les hice unos sacos de dormir. Les di a elegir entre las telas que tenia guardadas (algunas desde que vivía en Texas)
Enric eligió una con dibujos de animales que me resulto fácil de hacer ya que simplemente corte la tela por la mitad y le agregue tiras de otra a juego en los laterales.
Laura eligió una rosa con teteras y como hacia tiempo había visto un bloque de patchwork con forma de gato lo combine con una de color natural. Tuve que hacer un montón de cálculos antes de cortar la tela rosa para asegurarme que me alcanzaba para hacer 10 bloques de gatos y dos de bola de nieve en los que borde su nombre.

Por dentro les puse otro retal de tela que tenia con motivos de lapices que parece tela de sabana, luego una cremallera en dos de los lados como si fueran los sacos de dormir que usan los niños en los campamentos.
Ahora los peluches están dentro de sus sacos de dormir sobre las camas como si fueran dos cojines.


PS: hace ya tres años que no celebramos más el cumpleaños, ni les hago ropa... 


Vero

5 comentarios:

maritza dijo...

Vero, me parece genial esta tienda y todo lo que cuentas de ella....Lástima que ya no celebren los cumpleaños de los muñecos de peluche!!! se nos hacen grandes los hijos....Un besote guapa

Assumpta dijo...

Recuerdo perfectamente este post y cómo me gustó entonces... y ahora lo he releído con una sonrisa!

Me parece una idea magnífica! :-))

Assumpta dijo...

Recuerdo perfectamente este post y cómo me gustó entonces... y ahora lo he releído con una sonrisa!

Me parece una idea magnífica! :-))

Carmen y Prady dijo...

Eres unica Vero. Un besote fuerte.

Laura dijo...

Vero, que entrada tan entrañable, me ha encantado !!

Un besito guapa !